jueves, 6 de julio de 2017

Sistemas de Gestión Medioambiental - en que consisten?



Es un sistema estructurado de gestión que incluye la estructura organizativa, la planificación de las actividades, las responsabilidades, las prácticas, los procesos, los procedimientos y los recursos para desarrollar, implantar, llevar a efecto, revisar y mantener al día los compromisos en materia de protección ambiental que suscribe una Empresa.
La finalidad principal de un SGA es determinar qué elementos deben considerar las Empresas en materia de protección ambiental para asegurar que en el desarrollo de sus actividades se tiene en cuenta la prevención y la minimización de los efectos sobre el entorno. Se basan en la idea de integrar actuaciones potencialmente dispersas de protección ambiental en una estructura sólida y organizada, que garantice que se tiene en cuenta el control de las actividades y operaciones que podrían generar impactos ambientales significativos.

Existen modelos homologados de SGA formales, auditables por terceros y certificables. Algunos de estos tipos de sistemas toma como referencia la norma ISO 14001. Un SGA homologado facilita el establecimiento de un conjunto de pautas sistemáticas de comportamiento ambiental que ya han sido probadas por otras organizaciones y que permiten medir la actuación de la empresa con criterios aceptados internacionalmente; de manera que eventualmente la empresa pueda ser certificada bajo ese sistema como ocurre con la Norma ISO 14001.

La ISO publicó hace poco la nueva versión de la norma ISO 14001 2015, como ya sabemos es un referencia mundial sobre la gestión ambiental, ya que más de 300 mil organizaciones de más de 171 países la tienen implementada. Desde que se publicó por primera vez en el año 1996, el interés hace que la sostenibilidad haya ido en aumento y las empresas se han encontrado con la norma ISO 14001: 2015 una gran herramienta para poder realizar la gestión ambiental, además de contribuir a establecer un pilar ambiental. La norma ISO 14001: 2015 ve la luz y pretende ajustarse a la realidad a la que deben hacer frente muchas organizaciones en todo el mundo.


Antes de comenzar a realizar el análisis de la nueva ISO 14001 2015, merece mucho la pena que recordemos que es la norma ISO 14001. Es una norma voluntaria que especifica todos los requisitos necesarios para implementar un Sistema de Gestión Ambiental efica

z, de forma que permita que la organización desarrolle una política y unos objetivos según los aspectos ambientales significativos. El Sistema de Gestión Ambiental aporta todos estos beneficios necesarios:

  • Reducir los impactos ambientales negativos de sus actividades, además de los riesgos que produzcan los accidentes ambientales.
  • Evaluar de manera continua los requisitos legales, y disminuir la posibilidad de generar incumplimientos que supongan sanciones administrativas.
  • Mejorar el desempeño ambiental: ahorrar en recursos, minimizar la generación de residuos y emisiones, etc. lo que se traduce en una reducción de costes.
  • Posibilidad de obtener ayudas económicas o financieras.
  • Mejoran la imagen de la empresa.
  • Generan una ventaja competitiva.